NARANJA NO TAN MECÁNICA

0
40

En ocasiones el fútbol no tiene una misma respuesta para lo que sucede alrededor no solo de un partido, y es por esto que a pesar de que Senegal hizo un esfuerzo enorme para no solo competir sino incluso, ganar a una poderosa Países Bajos en su debut en la Copa del Mundo de Qatar 2022, al parecer la mayor experiencia y calidad de los europeos hicieron que la victoria les sonría a la selección de Louis Van Gaal, a pesar de que no fue el mejor de los encuentros. 

Y llega esa interrogante que hace que cualquiera se lleve las manos a la cabeza en señal de frustración: el portero Mendy abrió la puerta para que los ‘Leones de Teranga’ sufrieran en pocos minutos una derrota de 2-0 ante una ‘Naranja Mecánica’ que empezó a carburar.

¿QUIERES GENERAR INGRESOS EXTRAS? GANA $500 DÓLARES A LA SEMANA EN BETCRIS. DALE CLICK AQUÍ, REGISTRATE Y TE ENSEÑAMOS COMO HACERLO

A pesar de que los senegaleses se plantaron de la única forma posible para que la ausencia de su máxima figura Sadio Manéno pese en el trámite de juego, el mayor peso histórico se hizo presente en el terreno de juego con el mejor planteamiento dispuesto por su experimentado técnico. La escuadra africana estuvo poco más que plantada, presionó la salida europea y pobló el último tercio del campo de elementos que parecían incansables y eso parecía que los estaba complicando hasta casi el final del juego.

Solo una segunda línea de cinco podría permitir que una serie de obreros que contaban con ‘melena’ y un rugido intimidante pudieran suplir el aporte que su máxima figura ausente, le otorgaba al campeón de África: Senegal no solamente nulificó a los ‘Tulipanes’ sino que también hizo que Países Bajos se viera muy mal.

Todo sacrificio lleva un riesgo o un costo importante: en este caso, los africanos poco a poco se quedaron sin físico suficiente para competir en el segundo tempo a la par de una ‘Naranja’ que con sus atacantes ya generaban bastante peligro al frente.

Los de Louis van Gaal apenas si no podían ver lo que sucedía a su alrededor, incluso en el inicio del segundo tiempo, después de que Frenkie de Jong demostrara su clase con una sola jugada, fue cuando empezaba a definirse el compromiso por el peso de la historia y la calidad individual de sus jugadores.  

No fue sin duda la mejor versión de la tan famosa «Naranja Mecánica». Sin embargo, para rivales que suelen complicar en el juego, tal como lo hizo la selección senegalesa, generalmente existirá una acción individual o la misma variante táctica que pueda desequilibrar un encuentro tal como lo hizo en su partido inicial. 

¿Respeto para Países Bajos? Por supuesto que sí. Negar su historia es cometer un error que puede costar muy caro en un torneo tan corto. Sin embargo, observando el juego que planteó la Selección ecuatoriana en el arranque ante el anfitrión, puede volver a complicar a una interesante selección europea pero a diferencia de lo que sucedió este encuentro, La Tri deberá emplear todas sus armas apelando a la concentración total y tratar de buscar el resultado que le permita soñar con una clasificación a los octavos de final de la Copa del Mundo.