ALFARO MORENO CONTUNDENTE: «NO NOS DEJARON NADA»

Banco del Pacifico

Carlos Alfaro Moreno, presidente de Barcelona Sporting Club, en entrevista con diario El Universo, se refirió a la situación en la que se encuentra el club y la salia de los directivos.

Alfaro dijo: «Estamos, en varios aspectos, peor de lo que imaginamos. Se trabaja en una auditoría contratada por expresidentes barcelonistas notables y nos encargaremos, nosotros y ellos, de hacer público todo. Ahí habrá una constancia de cómo recibimos al club en la parte financiera, que es la más sensible. En la deportiva la estamos reestructurando y la premisa es ganar el título financiero y con esa consigna bajamos el presupuesto. Con la salida de Marcos Caicedo (a Liga de Quito), el presupuesto bajó a $9,8 millones anuales. Desde la época de Eduardo Maruri (2008), aquel famoso equipo de los $10 millones, no hay un presupuesto tan bajo. Eso no significa no tener la obligación de pelear el título y todo lo que enfrentemos».

Anuncio

En cuanto a la administración anterior, si dejó deudas por sueldos: «Se pagó con un fideicomiso que administra la cuenta de socios y todos los cheques no se pudieron cobrar. Esa fue la primera gran sorpresa que encontramos. Para (cancelar) octubre y noviembre (2019) hicimos un plan de pagos que se cubrirá en febrero y marzo para no interrumpir el plan de estar al día con nuestro personal. Pagamos diciembre completo y la próxima semana pagaremos enero».

Sobre si había dinero en caja de la administración anterior: «No dejaron nada. Teníamos una cuenta con un sobregiro de menos $17.000 y todos los días aparecen deudas con gente que ya no está en el club. Estamos llegando a acuerdos de pago».

Además, de la salida de los directivos: «Si se alejan, el presidente es el absoluto responsable y asumo eso porque me doy cuenta de que fue un error haberlos invitado a ser parte de la lista. Fue por la amistad, respeto y cariño que mantengo hacia Ramón Barredo y hacia gente amiga que nos presentó a su grupo. Pensamos en tener una nueva camada de directivos, pero las cosas no se dieron así. Habrá que reformar el estatuto porque un directorio de 22 personas es exagerado. Lo ideal es tener doce o catorce, ahora somos trece».

«Voy a desmentir que haya sido por una situación política. En estos dimes y diretes hubo una controversia de acusaciones e involucraron a dos entidades financieras, con las que me disculpo institucional y personalmente. Cuando decidí ser candidato puse como condición que Xavier Salem, amigo, persona de confianza y con capacidad comprobada en la banca, sea el vicepresidente financiero. En la conformación de las otras comisiones no hubo problemas, pero en la financiera sí. Querían que esté una persona que no estaba de acuerdo con Xavier. Entonces se votó en directorio y ganó la mayoría, pero las diferencias se mantuvieron y al siguiente directorio (reunión) y este grupo renunció. Esto golpea, entristece, no estaba en los cálculos, ni en los planes, pero hay que seguir adelante. Si se pretendía tomar decisiones financieras con las que no estaba de acuerdo, eso no va a suceder nunca en mi gestión», enfatizó el presidente en torno a la salida hasta del vicepresidente financiero.

CORTESÍA: FÚTBOL ECUADOR

Facebook Comments